Escopolamina

Catherine Pozzi

Arte: Luixchel

El vino que por mis venas pasa

Ahoga mi corazón y lo arrasa

Y yo navegaré en pos del cielo

A bordo de un corazón sin timonel

Do el olvido se funde cual la miel.

Mi corazón es un astro partido

Que nada hacia lo divino sin par

A la deriva, ¡extraño aparecido!

Y yo escucho en ese viaje solar

Un persistente y novel sonido

Que es la trama de tu hondo soñar.

Mi corazón abandona mi historia

Adiós Forma ya no hay sentido

Estoy salvado estoy perdido

E indago en lo desconocido

Por un nombre libre de memoria.


Scopolamine

Le vin qui coule dans ma veine

A noyé mon cœur et l’entraîne

Et je naviguerai le ciel

À bord d’un cœur sans capitaine

Où l’oubli fond comme du miel.

Mon cœur est un astre apparu

Qui nage au divin nonpareil

Dérive, étrange devenu !

Ô voyage vers le Soleil —

Un son nouvel et continu

Est la trame de ton sommeil.

Mon cœur a quitté mon histoire

Adieu Forme je ne sens plus

Je suis sauvé je suis perdu

Je me cherche dans l’inconnu

Un nom libre de la mémoire.

Catherine Pozzi (París 1882 – 1934). Nació en un ambiente muy proustiano. Su padre, el doctor Samuel Pozzi, trató a Robert de Montesquiou, que inspiró a Proust el personaje del barón de Charlus. Fue amiga de Anna de Noailles, Colette, Rainer Maria Rilke, Jean Paulhan y Paul Valéry. La relación epistolar con los tres últimos está publicada en varios volúmenes. Escribió artículos científicos para Le Figaro y sus diarios fueron publicados póstumamente. En 1935, Catherine Pozzi decidió publicar, a modo de testamento, seis de sus poemas: Ave, Vale, Scopolamine, Nova, Maya y Nyx: “me gustaría que se editaran en forma de folleto; también Safo ha sobrevivido al tiempo con pocos versos”. Scopolamine es un poema escrito en la agonía: en 1912 contrajo tuberculosis, mal que la afectaría durante más de veinte años y hasta su muerte. La escopolamina es un fármaco muy utilizado en la época que en dosis bajas servía como sedante, en medianas dosis provoca delirio y estupor y en dosis más altas, la muerte. Se encuentra en plantas como la belladona y la mandrágora. Además, la alusión al “divin nonpareil”, sin par en español, nos es una coincidencia, por un lado, alude a una gragea, una pastilla del fármaco, por el otro, se trataba de una balsa trimarán de rescate de naufragios.

Artem Yakimov (Moscú, 1971). Es egresado de Letras Clásicas de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y profesor en la misma.