Décimas a un corazón enfermo

Gabriel Reyes

Décimas a un corazón enfermo.png
Arte: Marco C.L

I

Sabrás que habré de extirparte
cuando te bese en la frente
(petirroja por latente)
corazón, parte por parte;
antes de crucificarte
te aplastarán como al pez
el calcañar de mis pies;
mi testículo del pecho
sólo estaré satisfecho
cuando te cuelgue al revés.

II

He escogido clavo a clavo
de una caja de cerillos,
tus maderos amarillos
(sólo lápices al cabo);
como en la palma el centavo,
más se deslava y se oxida
hasta manzana podrida
tu redondez que en la olla
pondré junto a la cebolla
en la cena compartida.

III

Si embebido hisopo en yodo
cada estigma penetrara,
ni agua oscura o sangre clara
hallaría; acaso lodo;
y si cupiera del todo,
entre tendones y venas
(color de las matatenas),
¿mi dedo qué sentiría,
que está tocando la encía
de un par de bocas ajenas?

Gabriel Reyes (México, 1996). Egresado en Letras Españolas por la Universidad de Guanajuato, ha colaborado en revistas impresas y digitales como De-Lirio, Punto de Partida, Gallo Galante, Revista Golfa, Página Salmón, Ruleta Rusa y Los demonios y los días, donde actualmente es corrector y redactor.