Matador

Daniel Rabal Davidov

Arte: Juan Carlos Mejia

Aparece el matador enclaustrado

         ÉL es como una profecía terrible

          hecha más carne:

   La máscara del sable acecha

/a mitad de la luna muerta/

   y saca su sable arbóleo

en la llanura castellana impregnada

     —preñada—

     de estrellitas dulces…

 Una cabellera rubia

       de azur blanquecino en su rostro selvático

     —silvestre—

        Paradoja alucinada en bestiarios

de médico de ruedo se deja tomar.

     —Es Poseída—

Por una fuerza mayor.

     Del Sable, en la plaza, chorrea

sangre de aurora.

     Aurora…

   La dulce niña

Sangre en la arena y esperma gotea

     de la boca, del vientre,

   de la espada.

El matador

/a mitad de la luna muerta/

es alto, con pelo enmarañado

en la cara sudorosa, varonil, compuesta

  bien aún, solemne…

   Rubio ceniza como el cobre de las hojas

     de otoño

    Con ojos de almendra color

          miel.

Todo él desnudo salvo

   por una cazadora de cuero negro

   que le hace regio.

     Se calza el pantalón y

   la espada al cinto.

     Camina entre la lluvia de claveles

   blancos.

Camino por la arena de polvo asteroidal

   del Ruedo. Ella se levanta,

     de postrada como estaba a

      mis pies

/a mitad de la luna muerta/

y me toca en la cara con sus dedos ágiles

   quiere beber en este beso mi aliento

       y el aire fluye como sangre

     de agua espacial

   en este no-espacio.

   La tomo

/a mitad de la luna muerta/

Con las estrellas

   de testigo.

Ella a cuatro patas,

          como dos animales

rezongueando en el suelo ancestral

               y sube y empalo y

                  lloramos todos de emoción placentera.

El ultraplacer la matanza de gris

   el caos en Catharsis la

  bestia lechona bebiendo

el caudal infinito la sed la vida

     el hambre hacer el amor

/a mitad de la luna muerta/

aquí se bestifican y humanizan

     y Aurora sale

por la puerta grande del Ruedo

     y el Matador

se levanta y alza su voz en grito

   —en un rezo—    a la Luna Sacra Viva.


Daniel Rabal Davidov (Madrid, 1998). Narrador, poeta y músico. A la edad de 17 años publicó su primera novela Las Brillantes Luces de la Ciudad (Amargord Ediciones, 2016) y participó en las Ferias del Libro de Madrid, Soria y El Escorial. En octubre del 2017, presentó su primer poemario: Cánticos Revolucionarios (Amargord Ediciones, 2017) y en 2018, su tercer libro: Cuervos (España, 2018). En ese mismo año, fue invitado a participar como uno de los representantes de España en el festival internacional de poesía: The Americas Poetry Festival of New York (TAPFNY).