Hombre de mi tiempo

Salvatore Quasimodo (Módica 1901 – Nápoles 1968)

Arte: Germán Valles Fernández 

Sigues siendo aquel de la piedra y la honda,

hombre de mi tiempo. Estabas en la carlinga,

con las alas malignas, las meridianas de muerte,

te vi – en el carro de fuego, en las horcas,

en las ruedas de tortura. Te vi: eras tú,

con tu ciencia exacta persuadida al exterminio,

sin amor, sin Cristo. Volviste a matar,

como siempre, como hicieron los padres, como mataron

los animales que te vieron por vez primera.

Y esta sangre huele como aquel día

cuando el hermano le dijo al otro hermano:

“Vamos al campo”. Y ese eco frío, tenaz,

llegó hasta ti, en tu jornada.

Olviden, oh hijos, las nubes de sangre

emergidas de la tierra, olviden a los padres:

sus tumbas se hunden en la ceniza, las aves negras, el viento, cubren su corazón.

Traducción por: Montserrat Mira

Uomo del mio tempo

Sei ancora quello della pietra e dellafionda,

uomo del mio tempo. Eri nella carlinga,

con le ali maligne, le meridiane di morte,

t’ho visto – dentro il carro di fuoco, alle forche,

alle ruote di tortura. T’ho visto: eri tu,

con la tua scienza esatta persuasa allo sterminio,

senza amore, senza Cristo. Hai ucciso ancora,

come sempre, come uccisero i padri, come uccisero

gli animali che ti videro per la prima volta.

E questo sangue odora come nel giorno

Quando il fratello disse all’altro fratello:

«Andiamo ai campi». E quell’eco fredda, tenace,

è giunta fino a te, dentro la tua giornata.

Dimenticate, o figli, le nuvole di sangue

Salite dalla terra, dimenticate i padri:

le loro tombe affondano nella cenere,

gli uccelli neri, il vento, coprono il loro cuore

Montserrat Mira (Ciudad de México, 1987). Maestra en traducción por El Colegio de México, y licenciada en Lengua y Literaturas Modernas (departamento de Letras Italianas), por la UNAM. Ha participado en diversos congresos dedicados a la italianística de ambas instituciones. Entre sus diversas traducciones se hallan el poemario La transfiguración de los animales en Bestias (Transeuropa, Massa, 2011) de Alessandro Raveggi, y colaboraciones en la de Ni una más. Cuarenta escritores contra el feminicidio (Universidad Iberoamericana, León, 2017) coordinado por Clara Ferri y Fabrizio Lorusso, y la de la novela El embrollo (Garabatos, 2018), de Antonio De Petro, con Víctor García.