La rutina

Mariana González Sánchez

Arte: Juan Carlos Mejía

Soltar las puntadas de mis intestinos, atorando el hilo en mi garganta.

La noche rugía a las 4 de la mañana y la cama nos amordazaba,

respiramos con vértigo y calma, nos metemos una sonda de aire fresco.

Esmeradamente cosida a ti, al sueño y a las sábanas limpias.

Bañada con agua del sol, esperando convertirme en animal,

uno que gima de devoción, en vez de suplicar para descansar.

Palpita la espalda roja, me deslavo como acuarela,

domados con la ropa, irresponsables del tiempo.

Una migaja de respiración que nos deslinda de nuestra voluntad,

nos ponemos una correa para no despistarnos en regresar.

Abro la puerta, un beso a tu frente y tus manos tristes,

hay que cumplir para asentarse, pero también para alejarse…

Como manecillas, como jornada nos perdemos en un camino cálido.

La cita empieza con las luces apagadas y termina de la misma forma.

Intento encontrarme, ofrendando lo que no se adolece, deseando un trozo de la verdadera vida.

Mariana González Sánchez (Ciudad de México, 1993). Estudió la Licenciatura en Bibliotecología y Estudios de la Información. Sin embargo su pasión por la literatura fue un motivo para capacitarse en diversos talleres y cursos de escritura y géneros literarios. Algunos temas que explora dentro de su obra son: el amor, la soledad y la madurez en diferentes etapas de la vida.